Siempre hay alguien que tiene las palabras para el momento justo, don del que yo carezco algunas veces.

Esto que reproduzco a continuación, lo ha escrito un buen amigo de mi hermano Javi, y es precioso y muy emotivo.

Ayer murió mi amigo Javi, el Cadenas. Es el primero de la izquierda de la fotografía. Ahí está, desafiante. Teníamos 17 ó 18 años y nos comíamos el mundo a cucharadas. Éramos tan jóvenes… La foto nos la hizo Miguel Trillo en Vallecas a principios de los 80. Estábamos en un concierto, no recuerdo de quien, y salimos a respirar. Miguel nos pidió ponernos contra esa pared de ladrillo y disparó. Queríamos ser malos y no lo éramos, sólo teníamos 17 ó 18 años, éramos unos niños.

Nos olvidamos de la foto, del fotógrafo, del concierto… nos fuimos a comprar litronas y a fumar unos porros. Nos metimos en la boca aquellas pastillas azules que no nos dejaban dormir y te dejaban un cuerpo fatal al día siguiente, queríamos morir jóvenes y dejar un bonito cadáver. Solo éramos unos críos con ganas de comernos la vida, sin pausa, con hambre, mucha hambre.

Fuimos a otro concierto en la Casa de Campo, Javi vio a Miguel Trillo y le pidió la foto, Miguel le dio una diapositiva. Esta Foto, hoy preside el Bar La Feúcha, una foto de cinco chavales con cara de malotes que, ahora, no asustan a nadie.

El Cadenas me prestó los primeros discos de U.K. Subs, Exploited o Paralisis Permanente. Le llamábamos el Cadenas porque siempre llevaba una cadena por cinturón y collares de castigo para perro en sus botas de media caña.

A mi amigo El Cadenas no le ha matado nada de lo que nos contaban que nos mataría. A mi amigo El Cadenas lo ha matado un puto cáncer. Y seguía siendo muy joven. Decía el imbécil de Ramoncín que el último Punk se tiró por Putney Brigde, pero al último Punk se lo ha llevado el jodido cáncer de mala manera, como siempre hace, a traición, sin que nadie le espere, sin que nadie le quiera. Javi, El Cadenas, luchó contra muchas cosas y ganó, contra esta infamia no ha podido.

El Cadenas, no solo deja un bonito cadáver; deja a una hija preciosa, a unos amigos desolados y nudos en la garganta.

Salve, Cadenas, Viviste como un Punk, fuiste el mejor Punk. Viva el Punk.

Juan.
Anuncios