No es desconocida, para los que me siguen en twitter, mi aversión a cualquiera de los actuales programas televisivos, y más aún a los de cierto tinte amarillista y morboso.

Entiendo, como muchas personas se han encargado de explicarme, que tienen su público, y que para gustos los colores. Pero, independientemente de eso, me parece lamentable que cuando en esos programas hay ciertos toques provocadores y no sólo eso, si no algo que “es aún peor”,… suben sus audiencias y “todo vale” para conseguirlo.

¿Ética? ¿Principios? ¿Moralidad? ¿Sentido común? No,… eso no lo tienen.

No hay espectáculos más denigrantes que los que se dan en España, como La Noria, de Tele5, que utiliza los hechos más miserables para exponer los peores apetitos y sentimientos humanos. Vale todo. No hay escrúpulos, ni vergüenza, ni sentimientos, para que una televisión ofrezca espectáculos como el de la entrevista que Jordi González hizo a la madre del Cuco, uno de los presuntos violadores, asesinos y encubridores del asesinato de Marta del Castillo, y para más inri,… dicen que la pagaron 10.000€.

Este caso ha motivado, en parte por la rebelión dentro de las redes sociales, que firmas publicitarias eviten ser publicitadas durante la emisión de dicho programa.

Pero este caso no es el único en los que personajes, que se ha demostrado que son unos delincuentes, hayan pasado por la caja de esa telebasura.

A bote pronto cito a Julián Muñoz, a la mujer maltratada que defendió (con riesgo de su vida) el profesor Neyra, que tuvo que presenciar, pasmado, como ella protegía a “su hombre”. Bueno, esto es un decir. Ese tío no lo es.

Es triste pero cierto, tienen un público morboso, patético, sin moralidad, y que sin ese público… creo que La Noria no giraría.

Irritante!

___________________________________________

Lectura recomendada: http://lanubeenpantalon.wordpress.com/2011/08/09/telebasura/

One thought on “La Noria de Sinvergüenzas

Los comentarios están cerrados.