Mi padre

Hace casi 20 años que a mi padre se le diagnosticó Parkinson, una enfermedad degenerativa cerebral, desconocida para él y para nosotros, sus familiares. Al principio sólo era un temblor, poco a poco se fue convirtiendo en una dificultad para él; le provocaba problemas para caminar, para vestirse, para comer, pero no pasaba de eso, de una incomodidad en su vida diaria. Mi padre durante su enfermedad trató de realizar su rutina diaria con la más absoluta normalidad; usaba el ordenador, ordenó todos los libros, discos y películas de casa relacionándolos en una base de datos que él mantenía en Excel. Era un máquina!

Mi padre hasta escribió un libro con sus recuerdos que consiguió ver publicado gracias a las redes sociales y las nuevas tecnologías. Mi padre tuvo 8 hijos, 8 hijos que nunca dejamos de cuidarle. Celebró el año pasado sus bodas de oro, mi madre y él se querían, una envidia tal y como están los tiempos,.. ellos consiguieron sacarnos adelante exitosamente,… con sudor y lágrimas y debo decir que eso les honra mucho.

Los últimos 6 meses de mi padre fueron muy dificultosos, su enfermedad cada vez más hostil le impedía realizar su rutina diaria. A duras penas podía comunicarse, necesitaba ayuda para todo, vestirse, comer, hacer sus necesidades, y ya no podía caminar ni mantenerse de pie. En casa intentábamos, con los pocos recursos que la administración ponía a nuestro alcance, hacer que su vida fuese menos complicada. A todo esto hay que añadir los pocos conocimientos que teníamos de la enfermedad y de cómo poder ayudarle ocasionándole las menos molestias posibles.
Después de una larga espera para que vinieran de servicios sociales a valorar a mi padre, amaneció con fiebre alta un día,… el día que iba a venir la asistente social a valorarle para la Ley de la Dependencia,… ese día mi padre ingresó en el hospital con una neumonía por aspiración, le afectaba ambos pulmones, una neumonía complicada que los médicos no consiguieron tratar, pese al esfuerzo que hicieron.
A los tres días mi padre fallecía, rodeado de sus hijos, su esposa, sus nietos,y aunque la tristeza me llena, no puedo evitar sentir rabia,… Rabia e impotencia por esa clase política que deja morir a nuestros mayores. Indignación es poco,…

Imagen
Falleció el pasado 12 de mayo a los 74 años,”devorado” por el Parkinson y la desidia política.

Requiescat in pace

Imagen

Anuncios