El título de esta entrada poco tiene que ver con el miedo que puedan sentir artistas nóveles, o no tan nóveles.

Hemos sido testigos de una de las más terribles tragedias de los últimos años, y no por desgracias evitables como incendios o disturbios. La pasada noche del 13 de noviembre unos terroristas de ISIS, ese pensamiento asesino y radical amparándose en Alá, asaltaron la sala de conciertos Bataclan, mítica en París, dejando más de 80 fallecidos.

Francamente me ha afectado, voy a decenas de conciertos, la música en vivo me apasiona y muchos de mis mejores momentos en esta vida ha sido en conciertos.

Siempre hemos pensado que los atentados podrían ser en medios de transporte o en hipermercados,… no, ya no, los que vamos a cenar al centro, a conciertos, etc, no estamos a salvo de la más absoluta locura, la más completa falta de respeto por la vida. La empatía con esos energúmenos es imposible,.. . sólo puedo pensar en las víctimas, con ellas sí que empatizo y no puedo dejar escapar unas lágrimas cada vez que me emocionan en la TV con la noticia.

Lo pienso en privado y me gustaría que las personas culpables de matar sin motivos a decenas de inocentes sufran mucho, pero sé que son incapaces de sufrir, han perdido su alma y su corazón.

Toda mi solidaridad y cariño para las víctimas y familiares de la barbarie de París.

CTwnW0fWoAAhnCu

P.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s